1. Lo que vendes

    Uno de los requisitos más importantes, no importa el país, es establecer y clarificar una idea de servicio o producto que vas a ofrecer. Pero no es sólo eso, sino cómo lo vas a vender. Entonces establecer lo que venderás y un plan de negocios es el primer requisito para entrar al mundo empresarial.

  2. Una personalidad

    Y no se refiere a ti como persona, sino tu empresa. Hay muchas nomenclaturas, tú decidirás dependiendo de lo que tu empresa sea (micro, pequeña o mediana), de cuántas personas o socios esté formada y de cuánto será el capital inicial que asignes. Por ejemplo:

    • Si tu organización está formada por un máximo de 25 socios y el capital es un mínimo de cinco mil lempiras (L.5,000), puede estar bajo la denominación &#60&#60S. DE R.L.&#62&#62 que es una Sociedad de Responsabilidad Limitada, tu empresa entonces será democrática, todos los inversionistas tomaran parte en las decisiones finales y el capital estará representado por aportaciones sociales.
    • Por el contrario, si lo que quieres son inversionistas, pero la decisión final la tomas tú y tu cofundador (en caso de que lo tengas), la denominación de la empresa sería &#60&#60S.A DE C.V&#62&#62 que significa &#60&#60Sociedad Anónima de Capital Variable&#62&#62, aquí el capital de la sociedad estará representado por acciones y no puede ser menor de L. 25,000. A estos dos tipos de empresa, que son las más comunes, se les conoce como Comerciante Social.
    • Pero también puedes constituirte como comerciante individual, teniendo en cuenta que tu empresa serás tú y tus trámites organizacionales, y el capital no debe ser menor de L. 5,000.
  3. Obtén la Escritura Pública

    Pero ¿Qué es? La Escritura Pública es un documento legal que debe contener el nombre de las personas que forman la empresa; el nombre o razón social de la organización y de qué tipo es; el capital inicial; su duración; su naturaleza y objeto. Para llevar a cabo este trámite puedes avocarte a un notario público. El tiempo promedio para este trámite es de veinte días hábiles.

  4. Registro Mercantil

    Para empezar de forma legal a laborar como una empresa debes constituirte como tal. Ya sea si decides ser comerciante individual o social. Para llevar a cabo el registro tienes que acudir a la Cámara de Comercio e Industrias más cercana y tramitar el proceso de registro. Deberás hacer el pago correspondiente al capital inicial que hayas establecido. El tiempo promedio para este trámite es de un día hábil.

  5. RTN

    O Registro Tributario Nacional sirve para identificar y clasificar a las personas naturales o jurídicas que tienen obligaciones ante el Servicio de Administración de Rentas (SAR), y es en la oficina de la SAR donde se debe tramitar este documento, también se puede solicitar en la Cámara de Comercio e Industrias del país que cuenten con una oficina regional. El tiempo promedio para este proceso es de tres días hábiles.

    Una vez terminado este proceso solo queda poner en marcha tu empresa. Recuerda que el proceso de creación siempre será más complicado, pero por suerte existen empresas que te ayudan a gestionar los procesos para facilitarte el trabajo. No significa que ellos lo harán por ti. Significa que ellos se encargarán de algunos asuntos importantes en segundo plano, a esto se le llama Outsourcing, o Externalización. Pero también se le conoce como Tercerización.

    Al final no estás del todo solo. Si quieres conocer más sobre el mundo empresarial y cómo gestionar tu empresa o startup de la mejor manera, suscríbete a nuestro sitio web o síguenos en nuestras redes sociales.